FERBLOG

domingo, julio 02, 2006

¿Y AÚN SE ATREVEN A PEDIR CONFIANZA?

El diario El Mundo afirma hoy que ETA recibió, allá por febrero de 2004, una oferta del entorno del Partido Socialista con vistas al inicio de conversaciones, más o menos en los términos de lo que ha sucedido después. El hallazgo –al parecer procedente de la documentación de la propia banda terrorista- casa muy bien, por lo demás, con la información, no negada por nadie, que habla de contactos PSE-Batasuna durante todo el período en el que la rama política del terrorismo vasco ha sido ilegal.

Como era de esperar, algunos medios han querido encontrar en la noticia la clave de bóveda del 11M, o la piedra Roseta que permite descodificar el jeroglífico de esta desgraciada legislatura. Ojalá fuese todo tan simple, pero me temo que no. Sobre ese aspecto, seguimos sin saber nada, más allá de que la versión oficial tiene más agujeros que un queso de Gruyère (lo cual no autoriza, claro, a rellenarlos con lo primero que tenga uno a mano).

Pero esta escandalosa revelación –y perdóneseme que emplee un término tan ursulino como “escándalo” a estas alturas y en este país- sí permite obtener otras conclusiones, nada agradables, por cierto, para el Gobierno.

Porque, de ser cierto lo que El Mundo publica, sería más que evidente la traición al Pacto por las Libertades perpetrada por el socialismo español y, por consiguiente, la absoluta falta de autoridad moral con la que algunos pretenden exigir, una vez más, la confianza de quienes, hartos de mentiras, no se fían ya ni de su sombra. Es evidente que los medios afines seguirán hozando en la inmoralidad y poniendo verde a Rajoy y compañía por su negativa a tener fe ciega en el Presidente del Gobierno en este trance. Sin embargo, otros pensamos que Rajoy hará más que bien en curarse en salud y abstenerse de dar su apoyo a semejante sujeto. Es posible, claro, que esta vez sí diga la verdad pero, ¿quién se lo cree?

Miren ustedes por donde, iluso que es uno, yo creí que el Partido Socialista, pese a su acrisolada tradición de no respetar jamás un pacto con nadie, había hecho una excepción con el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Aquejado de la misma imbecilidad que nubla la mente de los asesores de Rajoy, llegué a pensar que ese pacto, el más importante de todos, era la excepción que confirmaría la regla. Quizá el embuste tuvo su solidez por dos razones: porque el PSOE tiene una impresionante nómina de víctimas a las que rendir honor y porque es verdad que fueron ellos los proponentes del pacto. A la vista está que la propuesta no tenía otro fin que el de no ver el previsible fin de ETA desde la barrera, que la de ser partícipe, siquiera como espectador, en el probable acto final de la banda.

Pero, bueno, el pasado es pasado y las ingenuidades de juventud son, eso, ingenuidades de juventud. Ha quedado sobradamente demostrado que no es que el socialismo español mienta, sino que es estructuralmente una mentira. No hay nada cierto en ese mundo. Si lo había, el huracán del Zapaterismo terminó de borrarlo.

Ahora estoy, más que nunca, plenamente seguro de que todo es posible cuando hablamos del PSOE y su mundo. No existen “líneas rojas” ni puntos fijos. No existe ninguna barrera que se pueda confiar en que no cruzarán nunca. Existen, quizá, escenarios más o menos probables, pero no escenarios imposibles a priori. Puesto que no han sido capaces de mantener un pilar recto en su actuar, no tienen el menor derecho a criticar a quienes extienden sus sospechas a casi todo.

Porque, por delirante que sea un determinado escenario, siempre será posible. Bastará que se den las circunstancias oportunas. Esta es la clave de la “nueva política”. Una política que no consiste en aplicar, mal que bien, unos principios a la realidad –esto es, el proyecto político es un objetivo, aplicado sobre una realidad que se desea cambiar, para lo que se necesita, como instrumento, el poder- sino que consiste en mantener el poder a toda costa, cualquiera que sea la realidad sobre la que se opera –es decir, el poder es el objetivo, y la realidad dictará, entonces, cuál es el proyecto político en cada caso.

Confieso que no arrendaría la ganancia a los Sopena, Iglesias, a los editorialistas de El País y demás voceros de la causa. Su papel de cobistas y engañabobos es difícil, porque el objeto de tus loas te puede dejar con el culo al aire en cualquier momento. Lo que hoy elogias como suma de todas las virtudes, mañana puede ser un lastre indeseable. En estas condiciones, sólo puede haber, cierto, una cosa a la que agarrarse con cierta seguridad –es decir, sin riesgo de que te echen la hemeroteca encima-: la “flexibilidad”.

Bien mirado, si la “flexibilidad” y la “cintura” son virtudes cardinales, nadie descolló más en ellas que todos los traidores que en el mundo han sido. Por desgracia, Bruto, Don Julián, Vellido Dolfos y demás ralea tuvieron la mala suerte de nacer en época sin diarios independientes de la mañana. Pero seguro que pronto les llegará su rehabilitación. Como ejemplos señeros de flexibilidad que fueron.

1 Comments:

  • Los terroristas son muy malos y tambien lo son los alemanes por ganar a los argentinos y por tener a algunos como el Schumajer que hoy le quiere ganar a Alonso para darnos un disgusto. Esto y mucho más en mi nuevo blog liberal a prueba de suplantadores: http://soyunamiss.blogspot.com

    By Anonymous Dodgson Lluís, at 4:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home