FERBLOG

viernes, junio 09, 2006

DEBATES SOBRE LA REPÚBLICA

Interesante debate anoche en Telemadrid, moderado por Germán Yanke. El tema era la aparente explosión de republicanismo que se vive en estos días en España, y los contertulios: Gabriel Cisneros, Benigno Pendás, Ignacio Sotelo y, cómo no, puesto que de república hablamos, Antonio García-Trevijano.

Lo de menos fue, como era de esperar, la cuestión monarquía-república. Salvo gentes que, como parece ser el caso de García-Trevijano –que ve en la república presidencialista el remedio de todos nuestros males-, parecen seguir creyendo en los poderes taumatúrgicos de las formas de estado y de gobierno, creo que se convino en que no era tema de excesivo interés, lo que no quita para que, en efecto, sea posible que, en el futuro no lejano, se plantee un cambio de la forma de estado en España. Pero, probablemente, ello signifique que la Corona sea arrastrada por un cambio mucho más amplio, que obedezca a razones muy diversas.

Fue mucho más interesante constatar como, a mi juicio, los intervinientes no estuvieron en desacuerdo –y lo expreso así porque, mientras unos afirmaban, otros se limitaban a no negar- en que el régimen del 78 está próximo a la defunción. Si no difunto. Gabriel Cisneros, muy gráficamente, se refirió a la próxima publicación del estatuto catalán en el BOE como fecha de cierre de un período. Algo así como si la publicación de la futura ley orgánica equivaliera a la esquela del Texto del 6 de diciembre.

Discreparon, no obstante, los partícipes en el debate en torno a las causas que hay tras la ruptura de los consensos básicos, que es de lo que se está hablando. Porque conviene recordar que la Constitución, en un sentido amplio, tiene tanto partes escritas como partes que no lo están. Y ambas son fundamentales pero, si se me apura, las no escritas, las convenciones y valores que inspiran el texto y lo sustentan, son más importantes que el texto mismo.

Fue muy revelador oír de labios de Ignacio Sotelo que, en efecto, el consenso del 78 está roto, y no se va a recomponer. Según tengo entendido, Sotelo es un hombre de izquierda y escribe en El País, con lo que ahí tenemos la prueba del nueve de que izquierda y decencia intelectual son mutuamente compatibles. Afortunadamente, Germán Yanke busca gente cuya presencia aporte algo, porque para negar evidencias y ofender a la inteligencia ya está Diego López Garrido. Otra verdad del barquero que Sotelo se atrevió a decir es lo que todo el mundo con dos dedos de frente ya sabe y sólo los voceros de siempre continúan negando: que los cambios de estatutos, cuando son profundos, implican cambios en la Constitución, siquiera en sentido material. Por si faltaran pruebas de que el consenso está muerto, ahí está, pues, el estatuto de Cataluña para demostrarlo, ya que en ningún momento se ha buscado que tuviera el respaldo más que de los propios.

El paso que Sotelo no se atrevió a dar, y sí dio Pendás, es el del por qué ese consenso se ha roto. Por qué ahora. La explicación que me pareció oír apunta al próximo mantra de la izquierda. Intuyo que, en breve, oiremos esto hasta la saciedad: la Constitución ha sido superada por la realidad española, en particular por la proliferación e intensificación de unos nacionalismos que no encuentran en ella acomodo. Y esta, creo, es la próxima gran mentira. Constatado que tenemos muerto, ahora queremos decir que fue un accidente.

La realidad es, más bien, como hemos comentado otras veces, que el consenso ha de ser revisado porque a la izquierda ha dejado de servirle. Es verdad, sí, que el problema nacionalista tiende a exacerbarse como consecuencia de la pésima gestión que de él se ha hecho durante treinta años. Pero ante eso cabían dos actitudes: rearticular el estado a gusto de los disidentes (que son la minoría) o reforzar los consensos básicos –sin perjuicio de cambios necesarios, que esto nadie lo discute- y rearmar al estado frente a la avenida, esto es, reeditar, actualizado, el gran pacto del 78. Pero, una vez más, la izquierda española ha demostrado que sólo será leal a los estados de cosas que le favorezcan. Como apuntó Pendás, una reedición del pacto del 78 suponía dar a la derecha, ya para siempre, carta de alternativa y quedar, por tanto, al libre juego de las mayorías. Suponía la plena aceptación del sistema democrático y la legitimidad de todos los actores.

La experiencia de las mayorías del PP ha enseñado a la izquierda algo muy importante y es que su ventaja sociológica tiende a desaparecer. Por eso, otra vez, están dispuestos a jugar, si es preciso, con el orden constitucional. Lo grave es que por las circunstancias, porque ese cambio implica una alianza con los adversarios naturales a largo plazo, ha de hacerse de espaldas a buena parte del electorado socialista. El PSOE no propone una reforma abierta, con luz y taquígrafos, de la Constitución, porque sabe que no conseguiría sacarla adelante. El odio a la derecha, el leitmotiv que anima, ya desde hace muchos años, todo el ideario socialista, es insuficiente –al menos a estas alturas de la historia- para imponerse a una realidad: la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles, en el fondo, respaldarían y respaldan un consenso básico entre los dos grandes partidos, porque de eso dependen sus libertades y, desde luego, la unidad del país, que la gran mayoría sigue valorando como necesaria.

Así pues, llegamos, de nuevo a la misma conclusión de otras veces, ya corroborada por múltiples vías. En primer lugar, que la Constitución española –en tanto que pacto- pasa por un momento delicadísimo, si es que no es ya demasiado tarde para ella. En segundo lugar, que España será en virtud de un nuevo pacto –y de una reforma constitucional, y ahora sí me refiero al texto- o no será. Se extinguirá como nación, así de simple. Y tercero y último: la posibilidad de ese pacto pasa, ineludiblemente por una catársis en el centro izquierda, por una auténtica refundación. Hoy por hoy, es imposible. La izquierda española, o más bien su dirigencia, no es parte de la solución, es el problema.

Y, por cierto, sí, sin Nación no hay Corona, aunque esto sea lo de menos.

3 Comments:

  • Me parece muy atinado el comentario que haces. Si bien es cierto que todo esto ya lo dijeron otros hace 30 años. Pero los posibilistas los tacharon de fascistas, agoreros y demás.

    By Blogger Embajador en el Infierno, at 12:34 a. m.  

  • Sencillamente: INSOSTENIBLE. Me hace tremenda gracia verle a usted, que parece cabal despotricando contra "la izquierda" casi en sentido filosófico para luego dar a entender que "toda la culpa es de la izquierda" y lo que es peor- porque esto sería imposible SÓLO en la práctica- que lo fue siempre, que siempre lo ha sido (ésto quizá sea sólo imposible también en la práctica pero aunque de "grado" parece todavía más improbable, mucho más). "La culpa es de los otros"... No, se ve que la culpa es de "la izquierda" y que siempre lo fue, y se deduce de manera natural "que siempre lo será", vamos, todo es relativo y subjetivo, y etc, etc, pero esto de riguroso tiene más bien poca cosa.

    ["Según tengo entendido, Sotelo es un hombre de izquierda y escribe en El País, con lo que ahí tenemos la prueba del nueve de que izquierda y decencia intelectual son mutuamente compatibles."] Penoso.]

    Un saludo

    By Blogger Fritz, at 2:49 a. m.  

  • SE ESTÁN RECOGIENDO FIRMAS EN APOYO Y SOLIDARIDAD A LOS TRES POLICIAS CONDENADOS POR EL “CASOBONO” EN LA SIGUIENTE WEB:

    http://www.casobono.com

    A continuación adjunto información que arroja luz y verdad sobre las mentiras y calumnias creadas por el PP y su Justicia respecto al caso

    Es largo pero a aquellos que quieran conocer la verdad les interesará
    Hay muchas cosas respecto al Caso Bono / Caso Hidalgo, que la gente no sabe, voy a intentar esclarecer algunas de ellas:
    - La instrucción del caso estuvo viciada: Con esto me refiero a que el juez instructor no era imparcial, condición inherente a todo juez. Para ello me baso en lo sigüiente:
    - El PP presentó la querella ante el juzgado de instrucción que le convino, puesto que nuestra ley judicial dentro de los criterios de competencia, jerarquía, domicilio..., puede elegir el juzgado que mejor le convenga. Y asi lo hizo el PP, ante un juzgado cuyo juez pertenece a la organización ultra católica y de extrema derecha Opus-Dei y para más inri la fiscal instructora es la esposa de Manuel Lamela (EL consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid. Creo que con estos datos lo he dicho todo.
    - El juicio en la Audiencia Provincial: fue una pantomima. Me explico, la vista oral terminó el día 28 de Abril, y ese mismo día se indicó a las partes que la sentencia se haría pública el día 8 de Mayo. Si cuentas los días laborables, porque el puente de mayo esta por medio, a mi me salen cinco días. Tiempo excesivamente corto para una sentencia de 61 páginas y para un caso de relevancia. Lo que unido a que el tiempo medio para dictar una sentencia en la audiencia provincial de madrid son tres meses, creo que es muy llamativo y excepcionalmente grave. Lo que unido a que la decisión de la audiencia la toman tres magistrados, por ende no hubo tiempo para que entre ellos debatieran el caso. Por tanto la única conclusión a la que llego es que la sentencia estaba hecha de antemano.
    Adicionalmente voy a hacer un breve inciso sobre la vida personal del Sr. Hidalgo. Este magistrado, antes fue policia, de hecho obtuvo la carrera de Derecho compaginando trabajo y estudios (La policia se los patrocinaba) trabajando en la tristemente famosa Brigada Politico-Social de la Policia del Régimen Fascista-Franquista. Para los que no lo sepan, los integrantes de esta brigada aparte de estudiar en la universidad, informaban sobre universitarios que fueran opositores al régimen Fascista-Franquista, y que en muchas ocasiones estas informaciones terminaban en detenciones ilegales, con torturas incluidas.
    Esto unido a la sentencia dictada anteriormente por detención "legal" por dos policías de militantes de UGT en una manifestación, podemos consluir que a este Magistrado, se le ve el Plumero.
    La sentencia de la Audiencia, es sencillamente vergonzosa, no tiene fundamento jurídico alguno e incurre en graves falsedades respecto a los hechos probadas. Esto merece capitulo aparte porque es muy extenso, lo trataré de escribir otro día.
    Con esta reflexión, no he tratado de convencer a nadie, solo he querido contar la verdad, puesto que al final muchos medios de comunicación sólo buscan vender y ganar dinero y como consecuencia dejan de un lado la verdad.


    Bono finalmente dijo que le pegaron.
    Pero esto no es nada nuevo. Me explico, el Juzgado de lo Penal Nº42 de Madrid ya ratificó, cuando archivó el caso, que hubo agresión a Bono, pero no se pudieron identificar a los agresores.
    Tras la denuncia de los militantes socialistas de Navarra, parece que esta más cerca el esclarecimiento del caso. Es evidente que la Sr Antonia de la Cruz y el Sr. Isidoro Barrios intentaron agredir al Sr. Bono, y recuerdo a muchos que un insulto a una autoridad pública es un delito tipificado en el Código Penal. Así, aunque no hubiera mediado agresión física, si la hubo verbal y según se desprende de la denuncia presentada por los militantes Navarros, si no es por su intervención la agresión hubiera culminado a todos los efectos.
    Entonces, tanto el Sr. Isidoro Barrios como la Sra. Toñi de la Cruz, son culpables de un intento de agresión a un ministro. Este hecho se demostrará por la vía judicial. En mi opinión, estas dos personas han sido objeto de manipulación por parte del PP, tanto Isidoro como Antonia, sabían que eran culpables, pese a eso siguieron adelante, sin tener en cuenta que con su actitud han acabado con la carrera de tres policías honrados y con vidas de servicio comprendidas entre 20 y 35 años, con un expediente impecable. Es más, flaco favor ha hecho el PP a la ciudadanía, sembrando dudas acerca de uno de los pilares de nuestro estado de Derecho.
    Para aquellas personas que duden de la honorabilidad de los tres policías, una vez que ha quedado claro que al menos si existían indicios para detener a el Sr. Isidoro Barrios y la Sra. Antonia de la Cruz, la falsificación de documento público no existió como tal, para ello me baso en lo siguiente:
    - Un atestado policial, es un informe que elabora la policía como resumen de diligencias para el Juez de instrucción que lleve el caso. Y por consiguiente la publicidad del documento es relativa, con ello quiero decir que no da fe pública. Si bien el Sr. Hidalgo omitió jurisprudencia del Tribunal Supremo en este sentido para condenar por falsificación de documento público.
    - El atestado policial, no fue falsificado puesto que no hubo alteración sustancial del fondo. En el juicio oral la defensa de los acusados hicieron una comparativa de los dos documentos y claramente dicen los mismo. La principal diferencia es la ampliación de la declaración de los escoltas de Bono, quienes en el juicio oral, testificaron que libre y espontáneamente acudieron a la Brigada Provincial de Información a ampliar su declaración. Nada de esto fue tomado en consideración por el Juez Hidalgo.
    Creo que con el tiempo la verdadera justicia pondrá a todo el mundo en sus sitio. El Sr. Isidoro Barrios y la Sra. Toñi de la Cruz, si previamente a la denuncia de los militantes socialistas de Navarra, declararon su angustia y sus ansiedad por el caso, ahora si que en verdad tienen motivos para ello, porque la verdad esta comenzando a aflorar y con ella la justicia. Y recuerdo que mentir dolosamente en un juicio es un delito de perjurio que unido a un intento de agresión a un ministro, acarrean graves sanciones penales.
    Y al Sr. Hidalgo, simplemente le recomiendo un curso de reciclaje jurídico puesto que mantiene unos ideales impropios de un juez demócrata y perteneciente a un Estado de Derecho. Aprovecho para recordar que el Sr. Hidalgo obtuvo la carrera de derecho patrocinada por la Policía, por su trabajo como infiltrado en la universidad de Madrid por denunciar a estudiantes contrarios al régimen Fascista-Franquista.
    Personalmente creo su sentencia es escandalosa y dolosamente injusta, lo unico que demostrar la prevaricación judicial en la práctica es casi imposible.

    By Anonymous Anónimo, at 4:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home