FERBLOG

miércoles, abril 13, 2005

PARAFRASEANDO A SHAKESPEARE...

Andan detrás LAB y Rafael Díaz Usabiaga, viejo conocido de todos y, sin duda, uno de los elementos másl listos de la denominada “izquierda aberztale” a la que, cosa curiosa, todo el mundo se ha referido siempre como un todo compacto, como si todos hubiéramos comprendido, desde siempre, que organizaciones pseudopaficistas, partido político, banda terrorista y sindicato no fueran sino piezas de un mismo, siniestro engranaje.

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Batasuna y el PCTV comparten jefe de prensa. Batasuna ha pedido el voto para el PCTV, ergo, ETA ha pedido el voto para el PCTV, porque los tribunales de justicia acreditaron tiempo ha que ETA y Batasuna no son nada distinto.

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Todos sabemos que estaban desesperados por conseguir representación parlamentaria. Primero, por no quedarse sin voz en un debate como el que viene, porque cada vez tienen menos posibilidades de hacerse oír a la manera tradicional –bombas, tiros y algaradas callejeras-, porque no quieren que Ibarretxte se alce, el solo, con el trofeo. Y segundo y más importante: porque sin escaños no hay dinero, sin elecciones no hay listas del censo y sin censo no hay control. Y sin dinero, ni control, no hay patriotismo que aguante las convincentes razones de la Guardia Civil o de los beltzas de la Ertzaintza que, cuando sus jefes no se lo impiden, gustan de explicar que las calles no son de nadie. Sin dinero no hay fiesta, amigos.

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Todos saludamos la Ley de Partidos, consensuada por los dos grandes partidos políticos nacionales, que nos representan al ochenta por ciento de los españoles, incluidos más de la mitad de los vascos. Esa ley, apuesta arriesgada donde las haya porque va contra todo lo políticamente correcto, nos ha dado la alegría de levantar la horrenda humillación, el insulto a nuestros mil muertos, de que los hubieran matado con nuestros propios recursos, con la connivencia silente y la ingenuidad culposa de nuestro propio sistema. Ninguna democracia que se precie admite brazos políticos de terroristas en sus instituciones representativas (de hecho, me pregunto qué democracia seria daría por buenas, en general, unas elecciones en ciertas mesas del País Vasco, ¿es estadísticamente posible que en ciertos pueblos de Guipúzcoa el PP y el PSOE no sumen un solo voto?). Nadie quiere un paso atrás en este terreno.

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Da la casualidad de que, paradojas de la vida, el cálculo electoral es más favorable al PSE en caso de que el PCTV se presente. Al parecer, alguien ha comentado ya “la inconveniencia” de la ilegalización.

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Hay muchos, al parecer, indicios, pero, según decía ayer el Presidente del Gobierno al Alcalde de Madrid, el Gobierno tiene que ser “responsable” y no poner al Poder Judicial a los pies de los caballos. Uno entendía que la función de los jueces era decidir con total independencia. Son ellos los que han de valorar la prueba –da mihi factum, dabo tibi ius, rezaba el brocardo; tráeme los hechos, que yo te daré el derecho- y decidir si procede condenar o absolver. ¿Está el Presidente del Gobierno insinuando que los tribunales de justicia son permeables a la presión social? ¿Se refiere al mismo Poder Judicial que puso en libertad a la mesa nacional de Herri Batasuna, en su día? Naturalmente, es responsabilidad de la Abogacía del Estado rehuir en todo caso los procedimientos temerarios, pero entre la temeridad y la ausencia de certeza de una sentencia favorable media un abismo. ¿Acaso no se podía intentar, siquiera? Una sentencia desfavorable es siempre un revés, qué duda cabe y, además, políticamente inconveniente, pero ¿qué pinta la política en una cuestión de puro orden público?

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Perdóneseme el tono de este argumento, poco científico, sin duda, pero no puedo evitarlo. La estética de toda la plana mayor de ese partido. Esas caras de pura raza, hijas de siglos de coyunda entre primos, esa fealdad infinita –como Dice Ussia, ¡qué feas son, coño!-, esa mirada torva, ese gesto de honda imbecilidad (el país al que aspira Ibarretxe estará, creo, lleno de gente así –es lo que trae la pureza de sangre.) Ese aire retador, de quien tiene la costumbre de que la gente se vaya apartando cuando pasa por la calle, de decir a voz en grito lo que a uno le da la gana mientras los demás callan, de que los demás cambien de acera a su paso. Esas jetas repulsivas que hemos visto tantas veces, siempre los ojos, como decía Quevedo, amenazando miedo.

Pero el Ministro de Justicia, el Fiscal y la Abogacía del Estado dicen que no hay pruebas concluyentes, y todos ellos son gente honrada.

Si el PCTV entra en la Cámara de Vitoria será para quedarse –la experiencia demuestra cuan poco valen las ilegalizaciones sobrevenidas una vez que el señor Atutxa u otro parecido pone sus euskaldunas posaderas en la silla de presidencia-, y ello nos retrotrae al statu quo de 2001 plenamente. No habremos hecho nada y nuestro suspiro de dignidad habrá durado eso, un suspiro.

Y, sin embargo, el Presidente del Gobierno dijo ayer una verdad incuestionable: no caben atajos en el estado de derecho. La ley es la ley, y está para ser cumplida. A nadie puede limitársele el ejercicio de derechos fundamentales en ausencia de pruebas sólidas y sentencias firmes. Voy a hacer esfuerzos por creérmelo. Voy a hacer esfuerzos por creerme que todos ellos son gente honrada. Rajoy hizo el otro día una durísima afirmación: será su responsabilidad. Hay que estar muy convencido para vivir con eso. Démosle, pues, el beneficio de la duda.

4 Comments:

  • ¿El Presidente del Gobierno dijo ayer que no hay atajos en el Estado de Derecho, que la ley es la ley? Fernando, te recuerdo que Aznar ya no es Presidente del Gobierno.

    Felipe.

    By Anonymous Anónimo, at 11:24 a. m.  

  • Felipe
    Gracias a que se supone no debe haber atajos de en el Estado de Derecho, con los anteriores gobiernos el numero de familias que habian perdido a un ser querido -quizas por usar atajos anteriormente- no aumento en la progresión de epocas anteriores.

    By Anonymous Anónimo, at 3:55 p. m.  

  • "... y todos ellos son gente honrada". Es la frase que Antonio (Marlon Brando en el cine) en Julio César, utiliza en su caústico discurso a la plebe ante el asesinato consumado por Bruto y los suyos. Te felicito por su elección en tu comentario. Me parece de total aplicación en este caso. Las mayores barbaridades suelen cometerse por "gente honrada" como el "bruto" de ZP y lo suyos.

    By Anonymous Anónimo, at 1:30 p. m.  

  • Al comentario anónimo a mi comentario: Me habré expresado mal. Mi intención era, con tintes irónicos, dejar claro que ese era el criterio de Aznar y no el del PSOE, como todos sabemos, por lo que su apropiación ahora por zapatones, me parece algo sarcástico.

    Felipe.

    By Anonymous Anónimo, at 6:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home