FERBLOG

miércoles, abril 06, 2005

NI SIQUIERA LA CORTESÍA

La Izquierda española, especialmente la infectada, además, por el virus del nacionaliosmo, parece instalada en un infantilismo incomprensible. Ayer mismo, en una muestra más, unos cuantos diputados se negaron a levantarse durante el minuto de silencio que el Congreso guardaba por el Papa. ¿A qué se debe esta súbito ataque?

Comprendo que hay casos de imbecilidad profunda, rayana en lo patológico, como el de la directora de asuntos religiosos de la Generalitat. Eso pasa en las mejores familias y no tiene remedio, me temo.

Pero, ¿hay alguna razón para que el presidente del Gobierno haya eludido hacer una declaración, aunque sólo sea porque la han hecho todos los líderes del mundo? Entiendo que no quiera parecerse a Bush, pero quizá no le importe parecerse a Fidel, que por ir, fue hasta a misa.

No parece una actitud inteligente porque, mientras que nadie sensato -Llamazares no entra en el cómputo- pondría en cuestión sus convicciones laicistas por el hecho de que dedicara unas palabras al Papa -no creo que nadie lo piense, de veras-, mucha gente se molesta por esta actitud ridícula. No tanto por motivos religiosos como porque resulta cargante constatar, una vez más, que el presidente de nuestro Gobierno es incapaz de estar en su sitio y, por qué no, tener un gesto de ecuanimidad, por una vez. Ha perdido una oportunidad de demostrar, gratis, que las convicciones de muchos españoles con los que no comulga -nunca mejor dicho- le merecen consideración.

A menudo, la gente de Izquierda con la que me trato me comenta que los medios de la derecha están sobrerreaccionando. Al fin y al cabo, puesto que hacer, lo que se dice hacer, el Gobierno no hace casi nada, poco es lo que, en realidad, ha cambiado. Por supuesto que ese aserto es más que discutible porque la inacción no es un pecado venial en un Gobierno, pero si así fuere, hay que pensar si el Gobierno es consciente del efecto de la catarata de gestos con la que castiga -sí, castiga, porque así se siente mucha gente- a una parte significativa del electorado. Y, si lo es, ¿es esta una política inteligente?, ¿es una política decente?

Entretanto, habrá que seguir aguantando que algunos se quiten las frustraciones del modo más tonto.

2 Comments:

  • La separación entre estado e iglesia hace tiempo que se produjo en España. Demasiado hemos de tragar con la vida del Papa en todas las cadenas cuando una buena parte de la población no comulga con tanto clericalismo. Si no fuese así, no se hubiese tenido que cancelar el ferry de trasmediterranea para llevar feligreses a Roma. Una cosa es expresar una condolencia oficial y ya está y otra ser integrista cristiano. Hay mucha gente que aún besa la mano del cura y no la del médico que ha salvado su vida.

    By Blogger Ireneu, at 12:15 p. m.  

  • Ireneu:

    De esto se trata, precisamente. De que nada tiene que ver la separacion (disculpa que no aparezcan los acentos, pero es que no dispongo ahora de un teclado apropiado)Iglesia-Estado. La aconfesionalidad de nuestro pais en nada se menoscaba porque algunos diputados se atengan a una medida que para unos tiene otro valor y, en general, puede entenderse como simple cortesia y que, por lo demas, fue acordada por la Mesa, sin oposicion por parte de nadie.

    No se debe confundir la velocidad con el tocino. Estoy seguro de que Fidel Castro lo tiene clarisimo. Va a la misa que se celebra por el Papa, pero no creo que haya nadie tan ingenuo como para creer que se haya vuelto catolico, apostolico y romano.

    By Blogger FMH, at 8:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home